Torrijas caseras con leche condensada y canela

Torrijas caseras con leche condensada y canela

Receta de torrijas caseras con leche condensada y canela paso a paso y foto a foto. Un bocado dulce, tierno, jugoso, lácteo pero que no llegue a deshacerse por exceso de empapado. Esta es la sensación que debe dejarnos en boca una buena torrija. Aunque es originaria de España, la torrija la cocinan en todos los rincones del el mundo. La torrija caseras con leche condensada y canela es un dulce típico de las celebraciones generalmente de Cuaresma y Semana Santa en España. En todos nuestros postres tratamos de salirnos un poco de lo común pero sin caer en estridencias. Consiste en una rebanada de pan (habitualmente de varios días) que es empapada en leche condensada, canela, corteza de limón y una copita de aguardiente (puedes usa otro licor o vino dulce) a mi me gusta el sabor de la aguardiente. Aunque ahora las panaderías venden pan especial para torrijas, lo tradicional es hacerlas con pan que nos va quedando de la semana. Estas las haremos con pan de barra normal  Sin duda el plato estrella de estas fiestas de Cuaresma es la torrija.

Preparación 30 minutos de fritura                                                  
Elaboración 20 minutos
Raciones 10 personas más o menos
Tipo de receta postre
Dificultad fácil

Ingredientes: para hacer 

1 barra de pan de un día o dos
1/4 de L de leche condensada
1/4 de L de agua
1/4 de L leche desnatada
1 cascara de limón
1 ramita de canela
1 copa de aguardiente o cualquier otro licor ( o vino dulce)
una tacita de azúcar y otra de  canela en polvo
2 huevos para batir más o menos
un baso de aceite de girasol

Elaboración de Torrijas caseras con leche condensada y canela

Y ahora a ponerse el delantal y a cocinar ¡¡¡¡

Empezamos a preparar esta receta rápida. 

En una cazuela pondremos la leche condensada, el agua, la leche desnatada. la cascara de limón, la rama de canela y la copa de aguardiente. Ponemos al fuego lento para que se fusionen los ingredientes. Mientras cortamos el pan que tenemos en una bolsa del día anterior o algún día más. Lo haremos en rodajas de unos dos centímetros más o menos. Dejamos enfriar la leche fusionada. Con ella fría vamos mojando las rodajas de pan por ambos lados, las dejamos en una fuente plana mientras empapamos todas. Tienen que quedar empapadas pero no encharcadas. En un plato hondo batimos un par de huevos los demás los iremos batiendo según nos hacen falta. Ponemos una sartén grande con el baso de aceite de girasol. Escurrimos un poco las rebanadas de la leche escurrida y una a una pasamos por el huevo. Yo me pongo guantes de lates y con las manos escurro bien el huevo, esto es para que el huevo quede limpio de la torrija y no se hagan puntillas en ellas. Ponemos en la sartén que tendremos con la aceite caliente de una en una despacio sin quemarnos. Si la sartén es amplia podemos poner unas cuatro dejamos un par de minutos por cada lado. Comprobamos que Esten doradas. Las pasamos en una bandeja con papel secante y azúcar que tenemos mezcla con canela en polvo al igual. Con las torrijas sacadas ala bandeja las espolvoreamos con la misma azúcar.  

Por si te interesa.  

Gracias por tu visita 

Hasta pronto

También te puede interesar esta otra receta 

pinchar AQUI ¡¡¡¡ https://comamosjuntos.es/blog/torrijas-de-la-abuela-salamanca

También te puede interesar esta otra receta 

pinchar AQUI ¡¡¡¡ https://comamosjuntos.es/blog/tarta-de-queso-con-cuajada-y-cobertura-de-mermelada-de-ar%C3%A1ndanos-sin-horno

Síguenos en Facebook en comamosjuntos y también en twittet @comamosjuntox

Sin comentarios

Añadir un comentario